Marcela Blomberg, hija del fotógrafo sueco Rolf Blomberg, tiene muy buenas anécdotas que contar. Desde que empezó a hacer un archivo puertas abiertas, con la importante y extensa obra de su padre, ha recorrido un camino de alegrías y frustraciones. Hoy, el archivo de Rolf Blomberg es cuidado por el mismo grupo de personas que se unieron a Marcela desde el inicio. Las dificultades continúan estando presentes pero el trabajo por visibilizar la obra del fotógrafo también persiste gracias a ellos.

http://www.archivoblomberg.org/

Marcela Blomberg, daughter of Rolf Blomberg, has some very good stories to tell. Since she started making the “open doors” archive, on the important and vast oeuvre of her father, she has walked a road of happy and frustrating moments. Today, Rolf Blomberg’s archive is taken care by the same group of people who joined Marcela since the beginning. The difficulties continue being there, but the job of making the photographer’s work visible persists too, thanks to them.

 

 

 

 

Written By